ASOBACO

POR Obsur Hechos y dichos Sin comentarios

Número 43 – Por Agustina Márques 09/2015

 

ASOBACO es una Asociación de núcleos familiares pertenecientes a un mismo “barrio”, que busca generar mecanismos alternativos al mercado para abastecerse de alimentos. Por un lado hay una asociación entre las familias consumidoras y por otro lado se establece un vínculo entre los consumidores y los productores. Actualmente ASOBACO funciona en 2 zonas de Montevideo: Cuenca del arroyo Miguelete (Atahualpa, Prado, Aires Puros, Sayago) y Sur (Barrio Sur, Parque Rodó, Cordón, La Blanqueada, Buceo).
Un objetivo principal es fomentar y defender la producción local y familiar y con quienes procuran desarrollar emprendimientos cooperativos y agroecológicos. Además las familias asociadas a ASOBACO buscan acceder a alimentos saludables y de calidad, en los que se asegure un buen estado de conservación y la inexistencia de sustancias tóxicas de origen químico o biológico.
Desde el 2010 ASOBACO trabaja con el Grupo de Agroecología de la Sociedad de Fomento Rural Villa Nueva de Sauce, Canelones. El vínculo con ellos se generó a partir de contactos con algunos de sus integrantes, realizando posteriormente un encuentro donde se llegaron a algunos acuerdos para realizar los pedidos.
ASOBACO no se considera una asociación para para bajar costos, sino para obtener los productos buscados y favorecer una relación alternativa al con los productores. Se busca, de cualquier manera, que no implique un costo superior, buscando generar un pedido con cierto volumen, unificando el pago y la descarga de los productos, su transporte. Para no recargar el peso de la logística en un solo integrante de la asociación, el coordinador es un rol rotativo entre las familias parte. El pedido se realiza cada 3 semanas. Las familias deben realizar el pedido en tiempo y forma, completando la planilla correspondiente, poniendo su cuota parte en el fondo común previo a la entrega del pedido. Todos los integrantes de la asociación procurarán levantar su pedido el día en que se descarga, debiendo asegurar no demorar más de 24 horas, buscando que la operativa sea ágil para que no implique un esfuerzo muy importante del coordinador que lo haga inviable o desgastante.
Dos de los integrantes de ASOBACO, Pablo y Florencia, nos respondieron algunas preguntas respecto a la asociación y sus motivaciones:
1) ¿Cuáles son las principales motivaciones por las que se funda ASOBACO y la gente se integra a la misma?
P.: Asobaco surge desde un grupo de estudiantes de agronomía y veterinaria con la intención de promover la agroecología, que es un concepto que va más allá del consumo de productos orgánicos. Además de esto, integra otras lógicas como el consumo de productos locales, producidos cerca de donde uno vive, y también la producción a pequeña escala, familiar o en forma cooperativa.
F.: Las principales motivaciones son proponer una forma de consumir distinta a la que nos propone el mercado; que viene de lejos, desconociendo quién la produce y pasando por intermediarios que lucran con el trabajo de otros.
2) ¿Cuáles son las principales dificultades con las que se encuentra la asociación?
P.: Personalmente veo que a mucha gente le cuesta asumir un compromiso con un proyecto, nos ha ganado una cultura de la inmediatez en la que Asobaco no cuadra.
F.: la mayor dificultad es lograr precios accesibles, y una amplia variedad de oferta de productos. El grupo de productores, si bien cree en el proyecto, está inmerso en un mercado y necesita vender los productos a un precio que le permita vivir, por lo que hay productos que no nos ofrecen. A su vez, mucha gente no realiza el pedido por los precios altos, entonces ahí se genera un círculo vicioso dificil de cortar.
3) ¿Por qué resulta fundamental para ASOBACO generar mecanismos alterativos al mercado para abastecerse de alimentos?
P.: En general los que integramos Asobaco aspiramos a construir una sociedad diferente, y vemos fundamental en esto el modo de acceder y relacionarnos con el alimento, y por ende con la producción del mismo.
F.: Es fundamental porque permite generar conciencia acerca de lo importante que somos cada uno de nosotros como consumidores. Somos los que tenemos el poder de hacer vivir o morir a determinadas industrias con cada una de nuestras decisiones. Es importante generar iniciativas solidarias, como alternativa a las formas actuales que quedó claro que ya no funcionan.
4) Los pilares de ASOBACO tienen que ver por un lado con una ingesta sana y por otro con el fomento de una economía solidaria. ¿Por qué resultan fundamentales estos dos pilares?
 
P.: Un poco está contestado en la anterior. Un fenómeno interesante que pasa es que se arrima gente desde distintas inquietudes, desde gente muy politizada que no le da pelota a su alimentación, hasta gente muy colgada con esto pero no muy politizada, con todos los matices. Y lo que sucede es un intercambio de inquietudes y de saberes muy enriquecedor.
F.: la ingesta sana tiene que ver con todo lo que podemos evitar consumir con agrotóxicos y otros venenos. Ya está comprobado en el interior del país el daño de algunos venenos que se usa en los cultivos, tanto en el cuerpo humano como en los animales, que luego también comemos.
El lado de la economía solidaria tiene que ver mucho con lo grupal también, en asobaco trabajamos desde los acopios donde todos los núcleos (divididos en 2 zonas) nos encontramos, charlamos, compartimos un mate y aprendemos los unos de los otros. También no le compramos a productores en solitario, sino que es requisito excluyente que estén agrupados como núcleo de productores para poder comprarles, y no estar  a más de cierta cantidad de kms de nosotros, para cortar con la huella del tema del transporte.
5) ¿Te parece que este tipo de emprendimientos han ganado peso en el país y en el mundo? ¿Por qué o por qué no? 
P.: En el país casi que no conocemos. Lo que si hay es una gran inquietud, sobre todo en muchos jóvenes, de vincularse con la tierra, y experimentar otros modos de producción y comercialización. Nosotros le compramos al Grupo de Agroecología de Sauce, y ha habido una pequeña emigración de montevideanos hacia esa zona, buscando otro modo de vida, organizándose en comunidades y buscando cierto autosustento.
En el mundo hay de todo, creo que ha habido cierta inspiración en experiencias españolas, y hay contactos con movidas afines en distintas partes de América, sobre todo en el litoral argentino y el sur de Brasil.
Pero con la manera de organización de Asobaco casi que no hemos conocido ninguna.
F.: creo que ha ganado peso sí, en el mundo más que acá en países del primer mundo es más común las asociaciones de consumo en general, no sólo de frutas y verduras, que acá, creo que también porque tienen otros problemas básicos solucionados como para dedicar parte de su tiempo a pensar sobre este tipo de cosas. En Uruguay va también creciendo, pero un poco más lento.