Los jóvenes uruguayos alegres porque Él transforma el corazón

POR Obsur Hechos y dichos Sin comentarios

Número 43 – Por Eloy Pereira 09/2015

 

Miles de jóvenes provenientes de las 10 diócesis del Uruguay, comenzaron a llegar en la mañana del sábado a 50 comunidades (parroquias y colegios) que los alojarían durante la jornada.  Al medio día, la rambla de kibón comenzó a poblarse de jóvenes con banderas, cantos, etc., mientras desde el escenario algunas bandas de música religiosa animaban el comienzo de tan esperado tradicional encuentro.
Posteriormente, con palabras del Cardenal Daniel Sturla y Monseñor Arturo Fajardo (presidente de la Comisión Nacional de Pastoral Juvenil) y con la entrada de jóvenes de la Diócesis de Maldonado-Rocha (sede anterior de la Jornada Nacional), llevaron la Cruz de la Pastoral Juvenil uruguaya y la imagen de la Patrona, la Virgen de los Treinta y tres, dando inicio formal al encuentro.
En la tarde se realizaron diversas actividades lúdicas, grupales, formativas, toques de música con diversas bandas católicas, destacando al grupo ECOS, banda que interpreta el himno oficial de la 37 JNJ y la representación teatral y musical del grupo Shalom, que resaltaba como la Verdad en la vida de los jóvenes es Cristo Jesús, a pesar de las tentaciones del mundo. Luego, tres testimonios sensibilizaron a los miles de jóvenes: un chico accidentado quien estuvo al borde de la muerte; un matrimonio joven, quién siendo el hombre estéril, pudieron concebir milagrosamente dos hijos y el testimonio de vida de un joven sacerdote, demostraron que Dios verdaderamente transforma la vida si se pone la confianza en Él.
Así se daba paso a la Vigilia de oración, con largas filas de jóvenes esperando para recibir el sacramento de la reconciliación. La rambla de Montevideo iba tomando color y calor con la luz de miles de velas encendidas. Con la aparición del Santísimo Sacramento en una custodia diseñada especialmente para esta jornada, todos los jóvenes arrodillados mantuvieron silencio en un clima de recogimiento y oración.
Culminada la vigilia, todos volvieron a las parroquias y colegios para cenar con dichas comunidades y descansar. Al día siguiente, 5000 jóvenes hicieron lío como afirma el Papa Francisco, realizando un servicio – misión por diversas zonas de la ciudad. Culminada esta actividad,  volvían a reunirse en la rambla los miles de jóvenes y cientos de fieles más, para culminar la Jornada Nacional con la celebración de la Eucaristía. Presidida por el Cardenal Daniel, la mayoría de los obispos y alrededor de un centenar de sacerdotes, se celebró la Misa de clausura.  El cardenal, impulsó a todos a dar la cara por Jesús, afirmando que “el corazón que late fuerte es el que late con los latidos de Jesús y que se ensancha con el amor” y  que así “anuncien la alegría de Jesús a todos los demás jóvenes y al Uruguay entero”. Con posteriores bailes, una gran selfie con el cardenal, y alegría desbordante, los jóvenes retomaron camino a sus diversas diócesis, motivados e impulsados por este fin de semana en el que se experimentó que verdaderamente El transforma nuestro corazón.
Por más información:
http://iglesiacatolica.org.uy, https://www.facebook.com/pjuruguay
https://www.facebook.com/JNJMontevideo2015?fref=ts