Visita de Ivone Gebara a Montevideo
Género en la gramática de la vida y en el cristianismo

POR Gloria Aguerreberry Centrales Un comentario

Motivadas por la situación vivida en los últimos tiempos de violencia contra la mujer, falta de equidad en el campo laboral y salarial, en el plano social, a lo que se agrega la falta de reconocimiento del rol de la mujer en la Iglesia, nos planteamos buscar otras voces que nos ayuden en nuestro compromiso cotidiano. Aprovechando la publicación del libro Condimentos feministas a la teología de la teóloga Ivone Gebara, la Comisión María Magdalena y la Editorial Doble clic la invitaron a Montevideo para compartir sus reflexiones e intuiciones.

 

¿Quién es Ivone Gebara?

 

Ivone es teóloga feminista y religiosa católica de la comunidad de origen francés “Hermanas de Nuestra Señora”. Nació en San Pablo, Brasil, en 1944, donde actualmente reside. Es Doctora en Filosofía y en Ciencias Religiosas. Fue profesora de filosofía y teología en el Instituto de Teología. Es integrante de la Asociación de Teólogos del Tercer Mundo. Trabaja asesorando grupos, a través de clases, talleres y conferencias en su país y en el extranjero.

 

Entre los años 1995 y 1996 vivió en Bruselas por mandato de la jerarquía del Vaticano, que le impuso dos años de silencio y su traslado a Europa. Algunos de sus libros publicados y traducidos al español son: Compartir los panes y los peces: cristianismo, teología y teología feminista, 2008. Teología a ritmo de mujer, 1995. La sed de sentido, 2002. El rostro oculto del mal, 2002. La trama de la vida, 2011. Filosofía feminista, 2014. Condimentos feministas a la teología, 2018.

 

Debido a la falta de tiempo de que disponía nuestra invitada, no pudimos entrevistarla, por lo que compartimos con Carta Obsur algunas de las ideas fuerza de su pensamiento.

 

¿Qué significa para la autora pensar la teología a partir del feminismo?

 

Según sus propias palabras: “Entrar en un camino arduo de revisión de las significaciones tradicionales en la dirección de procurar resignificaciones libertarias o simplemente más ajustadas a nuestro tiempo y a nuestros cuerpos” (Condimentos feministas a la teología, pp.12-13).

 

“El feminismo teológico tiene una gran importancia en la transformación de las culturas, en la medida en que libera a las mujeres de obedecer al orden establecido de ciertas creencias religiosas patriarcales. Al mismo tiempo, intenta empoderarlas de otra forma, a través de la propuesta de otros significados e interpretaciones de su tradición. El mundo religioso patriarcal, en cambio, mantiene jerarquías y privilegia el poder masculino de decisión, principalmente sobre los cuerpos y las mentes femeninas” (p.15).

 

Finalizamos esta breve reseña con palabras que Ivone expresa en el artículo publicado por la Agenda Latinoamericana, que da nombre a la conferencia realizada en el Colegio Clara Jackson de Heber, el pasado 20 de abril “Género en la gramática de la vida y en el cristianismo”: “El Movimiento de Jesús, con su diversidad de participantes, continúa todavía hoy conciliando corazones más allá de las instituciones del bien, más allá de los órdenes establecidos, más allá de las iglesias estructuradas, más allá de los dogmas…” (p.46).

 

 

 

 

Un comentario

  • Mirta Acebedo dice:

    Me parece importante apoyar a Ivone Gevara, en cuanto a que la mujer tiene que ocupar el rol que merece en la Iglesia, ya que trabaja en diversas tareas sin ser reconocida. La Iglesia sigue dando más importancia a los hombres, no solamente en las Jerarquías.
    Siento que Jesús nos llamó como compañeras para hacer conocer su mensaje de amor, de verdad y justicia. Los Evangelistas y los Apóstoles poco hablan de esta amistad, porque la Mujer en esa época no era tenida en cuenta. Jesús, nuestro Hermano Mayor hizo una maravillosa excepción.
    ¿Por qué? Porque además de el Hombre, tenía su divinidad que venía del Padre y comprendía a los seres que se les tenía por inferiores.
    Poco ha cambiado en nuestros días.

Escribe un comentario