“Carta OBSUR” busca expresar en sus páginas lo que es y quiere ser OBSUR:

“una asociación privada de católicos (laicos y sacerdotes), con fuerte vocación ecuménica, que se inserta en la Iglesia como una institución autónoma, aunque muy vinculada a las comunidades cristianas, en diálogo con los diferentes actores de la sociedad civil que trabajan en sentido de la humanización social a través de una reflexión y formación cristiana […] Comprometida con el trabajo por los más pobres, la construcción de ciudadanía, la trasformación social y la renovación eclesial en América Latina”

(Del Proyecto institucional de OBSUR, Introducción).

Nos resulta especialmente desafiante el crear un espacio de intercambio y reflexión cristiana sobre nuestra realidad, que con una visión exigente y no conformista de la unidad eclesial, estimule la libertad, el pensamiento crítico y enriquecedor, la confrontación respetuosa de vivencias e ideas. Porque creemos realmente que nuestra verdad es Jesucristo, pero que al mismo tiempo él nos reclama luchar por discernir entre todos y todos los días las verdades necesarias para vivir como cristianos de este tiempo el seguimiento del mismo Señor.

En este sentido, queremos contribuir sin ningún tipo de vanidad, a superar esa especie de pensamiento y lenguaje únicos que por períodos (¿el nuestro?) marchita la vida y el testimonio de la Iglesia. Para esto, esperamos contar, para no confiar sólo en lo propio, con el aporte de lo ecuménico, y más ampliamente de toda perspectiva y opinión que sin compartir nuestra fe común, nos hermane en la voluntad de dar forma a ese otro mundo posible objeto de nuestra esperanza y nuestros esfuerzos.

En este intercambio, reflexión común y común búsqueda, atribuimos una importancia especial a lo laical. Pretendemos que “Carta OBSUR” esté al servicio de la construcción de un perfil laical uruguayo, en continuidad con nuestras mejores tradiciones, y que por eso dé cuenta y esté al servicio del hoy de nuestro país y nuestra Iglesia en él. La dimensión femenina seguirá siendo central para nosotros, como lo ha sido en los más de veinte años de historia de OBSUR.